Te seré sincero,
este nuevo post nace más del impulso que de la planificación “editorial”.

Impulsado por el estado de alarma generado por el Coronavirus.

Este acto impulsivo de escribirlo fuera de la programación, no implica falta de reflexión y maduración de las ideas que quiero compartir hoy contigo.

Todo lo que te voy a contar en estas lineas, es fruto del convencimiento y la experiencia de años trabajando con prestadores de servicios de muchos ámbitos, ayudándoles a ponerse en valor a través de una buena acción de marketing y venta.

Intentaré ser más explícito con 3 breves reflexiones muy relacionadas con tu vocación y el momento que vivimos.

Una situación de alarma que reclama tu perfil y servicios:

…Y del mío, si me lo permites.

Los momentos de mayor incertidumbre en relación a la salud, la inestabilidad económica y social, hacen tambalear los cimientos emocionales de cualquier persona en mayor o menor medida. Y si no, que levante la mano el Superman  o el fantasma que diga que es ajeno a ello.

Es evidente que es en estos momentos, cuando los mejores profesionales de la salud y el desarrollo emocional cobran más sentido que nunca. Por supuesto, no me olvido de todos los profesionales relacionados con la salud física.

La visibilidad en estos momentos de tu marca personal, negocio o proyecto es más necesaria que nunca.

Son las personas necesitadas de tu ayuda las que te piden que te hagas ver  y que les hagas saber de que manera les puedes ayudar.

Por supuesto que también cobran más sentido que nunca las acciones profesionales altruistas para quien más dificultades pueda tener, pero eso es absolutamente compatible con un desarrollo de venta de servicios psicológicos de calidad.

Una necesidad imperiosa de divulgación psicológica y emocional rigurosa y responsable.

Lo llevamos viviendo durante semanas: fakes, alarmismo mal intencionado y comentarios a la ligera.

Irresponsables por igual.

Ser psicólogo, coach o terapeuta comparten un fin común: equilibrio en momentos de inestabilidad.

La información y la comunicación es la principal herramienta que manejas con habilidad para lograr equilibrio.

Una divulgación seria y a la vez accesible sobre los estados de ansiedad, psicosis, inseguridad…que genera el COVID-19 en la Sociedad y en los individuos, es uno de los mejores canales de generar bienestar y equilibrio.

Una marca digital se asienta firmemente en la creación de contenidos.

Crear contenido cualificado sobre las circunstancias emocionales que rodean a este momento de crisis,  no es solamente una efectiva estrategia de poner en valor tu marca como psicólogo o terapeuta, también es una generosa manera de aportar valor a quien más lo necesita en éste estado de alarma.

El sentido de tu vocación:

Soy consciente de la obviedad cuando afirmo que el día que decidiste formarte como psicólog@, coach o terapeuta, había  detrás un fuerte propósito de ayuda a los demás.

Igual que el día que diste el paso de montar tu propio negocio de coaching, psicología o terapias, lo hiciste con un doble propósito: mejorar tu vida mejorando la de los demás.

¿Me equivoco? Seguro que no. Y si lo hiciera, el que verdaderamente te estarías equivocando serías tú.

Por lo tanto mantener vivo el sentido de esa vocación requiere vender más y mejor tu capacidad, tu preparación, tu experiencia, tu marca y tus servicios a quien realmente puedes ayudar de la mejor manera.

El marketing digital bien entendido te ayuda a crecer con sentido.

Lo tengo asumido, hay cierto estigma con todo lo que lleve la palabra marketing y ventas.
En mi relación con profesionales del coaching y la psicología es habitual hacer un trabajo de cambio de paradigma sobre el verdadero sentido del marketing.

Terminaré este artículo como lo empecé encabezando en el titular: Vender bien, es ayudar bien.

Y en estos momentos de dificultad mucho más.

Si eres un profesional del coaching, la psicología y las terapias responsable e íntegro, inevitablemente tus acciones de venta serán responsables e íntegras.

Y siempre que tú lo desees, yo estaré aquí para ayudarte.

¡Cuídate mucho! Te necesitamos mucho.

Salir de comentarios

×

¡Hola!

Déjame aquí tu nombre y tu consulta.
Te responderé a la mayor brevedad.

× ¿En qué puedo ayudarte?