Diagnóstico de marketing digital para negocios de coaching, psicología y terapias.

¿ Serías capaz de diagnósticar un problema de ansiedad sin una evaluación psicológica ?

¿ Ofrecerías un programa de coaching específico sin conocer la problemática de tu cliente?

¿ Someterías a tu paciente a un tratamiento de rehabilitación sin una sesión de reconocimiento?

 

Evidentemente no, ¿ verdad?

 

Permíteme entonces que establezca una analogía muy directa entre posibles situaciones de tu negocio y tus acciones de marketing.

Si tu gabinete de psicología no consigue agendar el volumen de sesiones suficientes.

Si a tu negocio de coaching le cuesta despegar.

Por tu centro de yoga o de pilates no pasa el volumen de clientes que necesitas para vivir plenamente de tu negocio…

¿ Por qué has decidido poner un tratamiento a tu negocio sin el análisis y consejo de un consultor o asesor de marketing capacitado?

 

Cuando se trata de la salud o el bienestar emocional, el autodiagnóstico es, cómo no puede ser de otra manera, calificado de imprudencia, temeridad o negligencia.

Sin embargo, en cuestiones de negocio o de marketing, el autotratamiento es una práctica demasiado habitual, que en la mayoría de los casos suele traer las siguientes consecuencias:

1. Pérdida de tiempo
2. Pérdida de dinero
3. Sobre esfuerzo
4. Desgaste y abandono.

Antes de actuar, sienta tu negocio al diván.

Aunque al leerlo te resulte evidente, te aseguro que es el error más recurrente.

 

Quizá pienses que nada tiene que ver con tu caso, porque antes de emprender el lanzamiento de tu negocio, la promoción de tus servicios o llevar a cabo cualquier acción de marketing, has pasado por un proceso de evaluación de situación.

 

Si es así, enhorabuena, estás haciendo las cosas de la forma correcta y deberías estar viendo resultados. Pero si no es así, quizá deberías hacerte la siguiente pregunta:

¿De verdad he llevado a cabo un proceso de evaluación de situación de negocio consciente?

 

Es decir, has dedicado el tiempo y aplicado el método adecuado para analizar con realismo la situación.

 

No significa que tengas que atravesar un proceso tortuoso e interminable, simplemente necesitas tomar boli, papel y dedicarle no más 45 minutos.

 

Por cierto, un matiz importante, he dicho toma papel y boli, no teclado y ordenador. Está demostrado que los procesos de reflexión, análisis o desarrollo creativo son mucho más conscientes y productivos cuando dejamos por un momento la tecnología aparte.

 

¿Y ahora qué?

Pues precisamente eso:

Hazte preguntas relevantes que propicien respuestas reveladoras.

Un proceso de reflexión que debes llevar a cabo sí o sí, incluso antes de ponerte en manos de un mentor o un consultor de marketing.

 

Esto hará mejorar el enfoque de tus objetivos y que la ayuda que recibas para lograrlos se desarrolle de una manera mucho más productiva, efectiva y provechosa para tí y tu negocio.

 

Estas preguntas las debes clasificar en dos categorías fundamentales:

.Aspectos internos.
.Aspectos externos.

Aspectos internos de negocio:

Son todos aquellos que hacen referencia a los pilares bajo los que has construido tu idea de negocio.
Y para que lo entiendas y apliques mejor, estas son las preguntas que debes hacerte:

. ¿Cuál es el verdadero propósito de mi negocio?

. ¿Qué tipo de vida espero que me propicie?

. ¿Cuál es el valor diferencial que ofrezco?

. ¿Cuál es el principal problema que resuelvo y a quién?

. ¿Qué forma de solución les voy a dar en forma de productos y servicios?

. ¿Qué objetivos principales, específicos y concretos, he definido en esta etapa?

. ¿Que resultados he obtenido de las acciones llevadas a cabo hasta ahora?

. ¿Cuál son mis principales barreras a la hora de abordar metas de marketing y de negocio?

. ¿Con qué recursos cuento para alcanzar mis objetivos? ( de conocimiento, tiempo y económicos)

. ¿Qué ayuda y resultados específicos espero del consultor o mentor que contrate?

 

Aspectos externos de negocio:

. ¿Qué momento atraviesa mi mercado?

. ¿ Cómo he definido a mi cliente?

. ¿Qué aspecto conozco realmente de éste?

. ¿Quiénes son mis principales competidores?

. ¿Qué conozco de ellos?

. ¿Cuál son mis fortalezas y debilidades respecto a ellos?

. ¿Qué acciones de negocio y de marketing conozco que lleven a cabo?

.¿Qué otros aspectos coyunturales, legales, económicos…conozco que pueden afectar de forma positiva o negativa a mi negocio en este momento o proximamente?

 

No te obsesiones con contestar este cuestionario como si fuera un examen. Nadie te va a calificar, ni siquiera deberías hacerlo tu mismo en este momento.

Aunque te resulte extraño, en esta fase se trata de responder de la forma más espontanea y ágil posible a este cuestionario. Sin importar las preguntas que dejas sin responder.

 

Recuerda que este análisis no debe llevarte mucho más de unos 35 minutos.

 

Ahora es el momento de pedir ayuda a un experto de marketing digital.

Lo más importante en esta fase es elegir el perfil profesional adecuado que realmente te pueda ayudar a analizar tu situación, realizar un diagnóstico certero y evidentemente marcarte los pasos concretos que debes dar para alcanzar tus objetivos.

 

Un desarrollador web, un diseñador gráfico, un especialista en Redes Sociales, un experto en posicionamiento en Google…todos ellos son parte fundamental del entramado del marketing digital, pero ¿ tienen la visión panorámica y la capacidad de análisis para establecer las bases de tu estrategia de marketing?

 

¿ Cómo procede y te ayuda un consultor de marketing digital?

1. Realiza una completa radiografía de negocio: a través de un cuestionario similar al que te he mostrado. Puede variar en estilo y preguntas concretas, pero en esencia abarcará esos aspectos.

 

2. Te ayudará a entender y completar tu visión de negocio: él, es quien te ayudará a entender y completar esas cuestiones que quizá tu no has sabido responder.

 

3. Empuja al autoconomiento y descubrimiento: Haciendo preguntas a las que ahora no tienes respuesta, ayudamos a crear una reflexión que provoca un descubrimiento sobre aspectos decisivios que no habías contemplado, sobre valores que no eras consciente poseer y valorar aspectos clave de mejora que servirán de palanca en tu propósito.

 

4. Elabora un diagnóstico claro y preciso: que te aporta una visión realista de tu situación, de tus cualidades diferenciadores y del valor diferencial que te hace único ante tus clientes y competidores.

 

5. Define los pasos clave que debes afrontar: Serán más extensos o precisos en función del servicio que hayas contratado con tu consultor, pero en cualquier caso, elaborará un informe de conclusiones donde obtendrás las claves para romper situaciones de bloqueo, priorizar acciones y llevarlas a cabo de forma enfocada e inteligente.

 

Conclusiones:

1. El análisis de situación es el paso más importante para trazar una estrategia de marketing digital inteligente.

2. Saltarse pasos, no hará que alcances antes tus objetivos de negocio, muy al contrario frenará tu camino hacia tu propósito.

3. Acompáñáte de un experto para no perderte en el camino y acelerar tus resultados.

4. Elige el perfil profesional adecuado para ésta tarea.

¿ Has implementado este sistema de diagnóstico en tu negocio de coaching, consulta de psicología o terapias?

¿Crees que la ayuda de un consultor de marketing digital es decisiva en la consecución de resultados?

¿Qué es lo que más te preocupa o cuesta a la hora de definir tu estrategia?

 

Estas preguntas buscan tu respuesta, para darte respuesta. Si te escucho, será mucho más fácil poder ayudarte.

¡Hazte oir!

Salir de comentarios

×

¡Hola!

Déjame aquí tu nombre y tu consulta.
Te responderé a la mayor brevedad.

× ¿En qué puedo ayudarte?