Cómo hacer una web de psicología o coaching que convierta clientes

¿Te reconoces en alguna de estas 3 situaciones?

A- He emprendido mi negocio como psicólogo, coach o terapetua pero todavía no tengo mi propia web. Le doy mil vueltas, pero no me decido a ponerme manos a la obra para llevarla a cabo o contratar a la persona indicada para hacerlo.

B-Tengo una web, pero no me convence. Creo que no está a la altura de mis servicios. No es realmente una web que me represente, pero al menos estoy con presencia en Internet.

C-Mi página web como psicóloga o terapeuta tiene el diseño y el contenido que yo buscaba, pero la realidad es que no termina de generarme consultas o solicitudes de terapias.

Este es mi diagnóstico para cualquiera de los 3 casos:

Caso A:

Si es por falta de tiempo…¡Ya estás tardando!

Si es por falta de decisión…¡Ya estás tardando!

La web perfecta no existe, De hecho debes asimilar que una web es una plataforma viva, en constante evolución.

Dinámica porque evoluciona de forma continua con el contenido que debes subir de forma periódica y dinámica porque el contexto digital está en continuo cambio.

Así que en este sentido, la imperfección absoluta solo se haya en una sola circunstancia: no tener una web.

Caso B:

Tener una web para ver que pasa tiene el mismo sentido que el de montar una consulta de psicología y decir “ a ver que pasa”.

Yo te doy la respuesta: muy probablemente no va a pasar nada.

O sí, lo que pasa es que has hecho una inversión de dinero y esfuerzo que sirve para poco.
Al igual que en el caso A, decía que es inútil buscar la perfección para lanzar tu web, estar por estar en el entorno digital es bastante esteril.

Cambia tu mentalidad pasiva por proactiva en la creación de una web optimizada para atraer clientes o pacientes y empezarás a ver los resultados.

Caso C:

Estoy acostumbrado a analizar webs que tienen una presencia visual excelente, con una estética cuidada pero que apenas generan retorno.

La respuesta en estas situaciones se suele hayar en una circunstancia como ésta: estética y estrategia no siempre van de la mano en la realización de una web.

Tener una web bonita no es sinonimo de clientes.

No vas a encontrar a nadie más defensor que yo en cuidar las formas en cualquier tipo de comunicación y soporte digital, pero la realidad me ha enseñado que webs aparentemente “feas” con una estructura y desarrollo de contenido estratégico funcionan bastante bien.

Une los dos elementos y ¡tendrás un cohete para elevar tu negocio!

Tu web es tu negocio, tu consulta y tu despacho.

Así de claro lo tienes que tener si quieres obtener resultados en la promoción digital de tu negocio.

Tanto si tienes una consulta física o desarollas tus servicios en formato 100% online. Antes de que nadie llame a tu puerta, se haga una llamada o te envíe un formulario de consulta, el primer sitio que van a visitar cuando de verdad están en búsqueda activa, es tu plataforma online.

Solo hay un detalle sustancial: en el 90% de los casos, cuando visitan tu “casa digital” tu no eres consciente y por lo tanto no puedes condicionar con tus argumentos las impresiones u objeciones que les surjan en un primer momento a tus potenciales clientes.

Tu web debe estar preparada para trabajar por si sola, sin que tú estes presente, por eso es fundamental que te asegures tengas en consideración e implementadas las siguientes claves que te doy a continuación.

10 claves tener una web10 de servicios de coaching o terapias de psicología.

1. Buen Soporte técnico y plataforma profesional.

Invertir en un buen hosting y servicio de soporte técnico, te ahorrará muchos quebraderos de cabeza mañana.

Desconfía de las ofertas agresivas de compra de dominio y alojamiento web a precios de escándalo porque en muchas ocasiones, tienen trampa.

Cuestiones como el soporte técnico ante cualquier eventualidad, velocidad de carga de tu página, espacio disponible para alojar tu web, cuentas de correo, etc, son determinante en la gestión habitual de tu web y también en las posibilidades de hacer crecer tu negocio.

Y eso, es determinante en un buen hosting.

Apuesta por una plataforma tipo WordPress para la realización de tu web tiene múltiples ventajas como son:
Facilidad de gestión de contenido.
Posibilidades de diseño.
Módulos, herramientas y pluggins para funcionalidades complementarias múltiples.
Amigable al posicionamiento en Google.

Si te faltan conocimientos, apuesta por invertir en un buen desarrollador web. Te ahorrarás un montón de tiempo, sudor y lágrimas. El dinero mejor pagado.

 

2. Enfoque estratégico.

No estés por estar. Si tienes una web por obligación jamás te ayudará en la captación.

Más alla de aspectos estéticos y de objetivo finales obvios como:

“quiero una web bonita que me genere oportunidades y solicitudes de clientes”

Antes de hablar con un desarrollador web, define, al menos, estos 4 pilars fundamentales de tu estrategia de negocio:

.Tu especialidad.
.El perfil de tu cliente ideal.
.Tu solución en forma de servicios.
.Tu forma o canal de prestarlos.

 

3. Destaca tu propuesta de valor diferencial.

Deja de ser el hipermercado de la psicología o el coaching.

Apuesta por aquel servicio en el que aportas un valor diferencial.

Destácalo en primer lugar y enfócate en un desarrollo profundo de éste y trata de forma jerarquica otros servicios complementarios.

Ningún profesional puede ser un Número 1 en todo. No es creíble.

 

4. Concreta tu propuesta de servicio.

No te quedes en una exposicíon de especialidades, titulaciones, master….

Tienes que tener una página específica de cada uno de tus servicios. Por cierto, relacionando este tema con el punto anterior, no trates de tener un repertorio de soluciones más largo que la discografía de Julio Iglesias. Despistarás a la gente.

A veces un buen servicio, definido en una página de ventas completa y con el enfoque de atracción correcto, es mejor que una web de psicología con 6 servicios descritos vagamente.

Las páginas de tus servicios deben estar bien estructurada y con un sentido pedagógico práctico del problema que resuelves y como desarrollas tu solución.

 

5. La autoridad y crediblidad te la dan tus clientes.

Créeme, mucho más que tu curriculum académico, tus años de experiencia, que por supuesto son muy importantes, pero a tus futuros clientes o pacientes quienes les generan la credibilidad, son los clientes a los que has podido ayudar anteriormente.

Usa testimonios. Evidentemente reales.

La utilización de los nombres y las fotos estarán muy supeditados a tu especialidad, la autorización de tus clientes y el sentido común, moral y legal que marcan las buena praxis en todos los casos.

Pero un texto real, que exprese una situación de ayuda a un problema concreto, aunque sea bajo el anonimato, tiene un poder de convicción 10 veces más fuerte que un extenso curriculum.

 

6. Llamadas a la acción.

Facilitar la toma de contacto con el visitante a tu web, está en el top 3 de una web de psicología o coaching eficaz.

Las llamadas a la acción consisten precisamente en ésto, obtener un dato o una vía de contacto con el cliente que nos permita interactuar con él y acompañar en su camino de toma de decisión de compra.

Mi recomendación es que implementas estas llamadas a la acción en diversos lugares de tu web y con diferente formato y mensajes.

Estos son los lugares en los que deberías tener una llamada a la acción:

Home: parte superior y pie de página.
Páginas de servicio: en cada una de ellas
Blog: en cada artículo
Contacto: es en si mismo, una llamada a la acción.

Mensajes tipo para llamadas a la acción:

Suscripción al blog
Solicitar una primer diagnóstico / valoración gratuita
Unirse a un grupo privado de conversación o difusión especializada.
Hacer una llamada telefónica de consulta.

 

7. Sencillez y accesibilidad.

No te líes la manta a la cabeza con estructuras complejas.

No intentes decir todo. El exceso de verborrea confunde y espanta a tus usuarios.

5 o 6 secciones máximo. No necisitas más: Sobre mi, servicios, blog, recursos, contacto.

Procura dar la información clave en la home. Elimina al máximo el número de clics.

Una home eficaz tiene que ofrecer esta información clave sin tener que indagar a salto de clics:

A quién te diriges.
Qué problema resuelves.
Cuál son tus soluciones.
Vías de contacto.

Apuesta por la sencillez visual y de usabilidad.

No malgaste tu creatividad en hacer experimentos, Ten un sentido mucho más práctico, Piensa en ti mism@ cuando buscas un servicio o solucion en Internet, o navegas indagando para informarte sobre un tema que te preocupa.

¿A que acabas quedándote en la web que te hace más accesible la navegación?

Pues tus clientes o pacientes, no difieren nada de tí cuando buscan un coach o un psicólogo.

 

8.  Una imagen a la altura de tus servicios.

Así lo explico a todos mis clientes. Tratar con esmero tu presencia visual en tu web, es tratar con dignidad tu trabajo.

Tenemos un cerebro predominantemente visual.

Establecemos un montón de conclusiones conscientes o inconscientes en tan solo 10” de visita a una web.

No te parece una pena, que un gran profesional de la psicología o el coaching como tú, pierda la oportunidad de ayudar a una persona, porque salió espantada de tu web.

Todo el esfuerzo que has puesto en formarte, en especializarte, en crear tu consulta de psicología, en tus programas de coaching, se merece el respeto de verse bien representado en tu web.

Si no tienes capacidad para desarrollar un diseño propio de un mínimo nivel, inviert en un profesional para ahorrarte, tiempo, sufrimiento y ganar más clientes.

 

9. Muy personal.

Ofreces un servicio de confianza, Quien se oculta en su principal plataforma pierde una grandisima oportunidad de generarla.

Muéstrate próximo, accesibe y destaca tu vocación de ayuda a las personas. Es una web de persona a persona.

Dirígete de forma absolutamente personal.

Que se vean claramente identificados en las situaciones que describes.

La gente no quiere modelos en una web de psicología, coaching o terapias. Quiere humanidad, naturalidad y personas 100% reales.

Tu principal atractivo está en tu verdad.

 

10. Promociona y hazla visible.

Si tienes una web con todas las premisas que te he dado en los 9 puntos anteriores, facilitarás el descubrimiento de quienes están buscando servicios de psicología, terapias o coaching, pero sobre todo estarás consiguiendo que cuando aterricen en tu página, la experiencia esté a la altura o supere sus expectativas.

Pero tienes que tener claro esta circunstancia:

Estás en un mercado digital con una alta competencia y hacerse visible no sale gratis.

Invertir en promocionar tu web en Google y en Redes Sociales mediante sus plataformas publicitarias es imprescindible.

Pero tranquil@ estas plataformas permiten tener visibilidad con un gasto muy controlado y te ofrecen estadísticas de tus resultados, casi en tiempo real.

Así como un Ferrari de carreras de 800 CV necesita combustible para ganar una carrera. tu web es tu vehículo, y la publicidad online es un gran combustible.

Bienvenid@ a la República Independiente de tu Negocio:

Tomo prestado de Ikea, su famoso slogan para establecer una comparación que sirva de conclusión de este post.

 

Tu web es tu casa digital y tus visitantes son tus invitados.

Aplicar las 10 claves que te acabo de descubrir servirán para que tus invitados se sientan únicos y agasajados, lo que sin duda hará que estén deseando volver a verte.

¿Cuál es tu mayor dificultad a la hora de gestionar o diseñar tu web?

¿Aplicas ya alguna de éstas claves?

¿Qué resultados de conversión obtienes?

Me encantaría no solo escucharte, si no ayudarte a conseguir que tu web esté al nivel del negocio que representas.

¿Quieres una validación gratuita de tu web?

Contacta conmigo a través de Whatsapp +34605 080 559 y agendaremos una sesión en la que te daré un diagnóstico inmediato de las oportunidades de mejora y eficiencia de tu web de psicología, coaching o terapias.

¡Te estoy esperando!

Salir de comentarios

×

¡Hola!

Déjame aquí tu nombre y tu consulta.
Te responderé a la mayor brevedad.

× ¿En qué puedo ayudarte?